Se encuentra usted en: Inicio
Martes, 21 de Febrero de 2012 19:52

Un concurso ¿polémico? Destacado

por  El Conde
Vota este articulo
(1 Voto)

Cuando uno deja de comprender tantas cosas es muy difícil saber por dónde se quiere empezar. Este hilarante Conde se siente satisfecho como murguero y ninguneado como carnavalero. Puede que después de este artículo me tachen de oportunista, renegado, o crítico mediocre sin conocimiento en la materia; después de la última crónica sobre la final de 2011 estoy curado de espanto.

No sería un despropósito el hecho de denunciar la política de concurso de los ultimos años. ¿A quién no le parece una barbaridad hacer una final con ocho murgas cuando son doce los grupos que actúan en las fases? Si volvemos la vista atrás, cuando 'Daykiris' estaban en Carnaval, habían en fases un total de catorce grupos de entre los cuales ocho se jugaban un puesto en la final. Los tiempos han cambiado y ya van cuatro (sin olvidarnos de 'Lagartos') las murgas que se han borrado del concurso. La operación sería muy lógica: se reducen dos grupos del concurso, como mínimo debería reducirse la final a siete. De esta forma podría evitarse los problemas que hubieron a la hora de leer el fallo del jurado que dictaminaban que murgas estaban en la final. O tirar la casa por la ventana y hacer un concurso único con las diez murgas participantes del pueblo, pero con esa opción se perdería dos días de concurso y esos nervios para pasar a la final. Aunque pensándolo bien, alomejor con eso se le iba la prepotencia a algunos grupos.

Sugerencias y metáforas a un lado. El viernes se celebró la Gran Final del XXX Concurso de Murgas del Carnaval de Agüimes 2012 en la que ocho murgas se midieron sobre el escenario de la Plaza de Nuestra Señora del Rosario. Unas por merecimiento propio, otras por decisición dudosa del jurado.

Era la 'Sin Ton Ni Son', procedente del municipio vecino de Ingenio, la encargada de abrir la final con una actuación más que aceptable, pero que deja que desear al no mencionar en ninguna de sus letras a Agüimes. Razón suficiente por la que su pase a la final fue abucheado por el pueblo, no porque estemos en contra de las murgas de fuera, sino por no cumplir con una de las bases redactadas y acordadas para este concurso. Y si a todo esto le sumamos que fue la cuarta murga más puntuada de las dos fases creo que es motivo (uno de ellos) para "dudar" de la seriedad del jurado de fase.

En segundo lugar llegaba 'Ni Quito Ni Pongo', la murga "indignada" que pasó casi desapercibida para el jurado, pero no para el pueblo. Con una letra muy atrevida llena de crítica directa al Ayuntamiento que levantó tantas ampollas como aplausos. Con una actuación algo más floja que en la primera fase del concurso, aunque fue la sexta murga en puntuación de la misma, finalmente quedaron a las puertas de los premios. Quizá la mala elección en el orden de las canciones marcó su actuación.

Tras ellos, hacían presencia en el escenario 'Qué Lagartas Miruflinas de Miguel'. Con un nombre más bien de chirigota gaditana y una de las actuaciones más mediocres de la murga de los últimos años. Su nivel, tanto de fase como de la final, dejó mucho que desear. Como de costumbre, dejaron el espectáculo para la Gran Final, lo que le hizo valedora del tercer premio de interpretación según el 'fallo' del jurado. Demasiado premio para una murga que, no obstante, pasó a la final siendo la mejor valorada de las dos fases, obteniendo así el premio a la mejor letra. La pregunta sería: ¿Qué letra? Mejor consultar al jurado.

En el ecuador de la final llegaba el turno para la primera murga femenina de la noche: 'Miruflinas'. Con un pase a la final ostensiblemente dudoso por su intervención de la primera fase, desde el primer momento demostraron sus prioridades en el concurso, y es que se preocuparon más de lucir su disfraz que de hacer una buena actuación. De ahí que hicieran todo su repertorio con el gorro puesto. Claro que de habérselo quitado habrían perdido toda vistosidad del vestuario en su conjunto. El primer premio de vestuario fue demasiado para un grupo que puede dar más.

La mejor actuación de la noche llegaría con las 'Serenqueinquietas'. El año pasado, este Conde proponía algo en este blog para ellas; gracias o no a ese humilde toque de atención, este año dedicaron dos canciones única y exclusivamente para el pueblo. Un verdadero espectáculo acompañado de una armonización digna de admirar. El mero hecho de currarse el Carnaval de Agüimes, además de todo el repertorio preparado para Las Palmas, es de quitarse el sombrero. El segundo premio de interpretación se les quedó muy pequeño.

El sexto lugar fue para otra polémica finalista, 'Vete por Ahí'. Fue la murga encargada de abrir el concurso con una actuación desconcertante y muy inferior a lo que mostraron el año pasado. Si en el Carnaval pasado fueron injustos por no concederles el primer premio, este año también lo fueron por darles un hueco en la final. Sea como fuere, el viernes mejoraron en todo su conjunto una actuación que dejó bastante que desear de la murga mixta.

La murga más longeva del Carnaval de Agüimes, los 'Sombreritos', hicieron su digna actuación en séptimo lugar. Tras varios años fuera de la final del concurso parece que han vuelto por la senda que tantos triunfos le dió y han dejado a un lado su obsesión por cambiar y modernizarse. Fueron los merecedores del premio a la letra pícara con su 'Invasión China'. Murga criticada por todos, pero digna de admiración por volver a sacar su estilo propio adelante.

Y en último lugar, como viene siendo sospechosamente habitual, los 'Hijos de Chano el Negro'. Su actuación, notablemente mejorada con respecto a la segunda fase, otro año más con el contenido habitual en sus letras pero con puntos humorísticos muy logrados y pequeñas dosis de crítica un tanto tímida. El hecho de enganchar con poco al público y el inoportuno (o no) fallo del sonido en mitad de su actuación los llevaron a ser los flamantes ganadores del XXX Concurso de Murgas. Demasiado premio, quizá, para tal actuación.

Este ha sido, lamentablemente, un concurso bastante polémico. Incluso han habido duras críticas hacia la Concejal de Festejos, injustas en mi opinión. Pero ya sabemos que nunca llueve a gusto de todos. Lo que toca ahora es felicitar a los premiados como se merecen, y a los que no también. Porque al fin y al cabo, ¿de qué valen los premios si es la gente del pueblo la que nos reconoce el trabajo bien hecho y nos felicita por ello? ¡A disfrutar del Carnaval! De eso vivimos todos.

Un saludo!
El Conde

Ultima modificacion el Miércoles, 22 de Febrero de 2012 15:08

1 comentario

  • Enlace comentario Alejandro Sanchez Morado Miércoles, 22 de Febrero de 2012 21:30 Publicado por Alejandro Sanchez Morado

    El que no se conforma por que no quiere, para mí la mejor murga con diferencia fueron Los Lagartos de Migué ya que fue la única que aportó originalidad en su interpretación y en sus letras, sorprendiendo con nuevas cosas este año, Los Hijos de Chano el Negro siguen en su linea con mucha animación y alegría es una murga que cautiva, Las Serenquinquietas cantan muy bien y se les nota el trabajo, el resto tienen que trabajar pero que mucho para llegar a sorprender , todas de mediocre para abajo, a ponerse las pilas es lo que toca. Es mi opinión que creo tan válida con otras.

Dejar comentario

(*) Campos obligatorios.

Patrocinadores

Banner

Colaboradores

Banner
Banner